Neumáticos

Descripción

Los residuos de neumáticos se clasifican como residuos no peligrosos. Sin embargo, existen potenciales impactos al medio ambiente y riesgos a la salud por su gestión inadecuada. El neumático usado se puede reciclar o utilizar como combustible alternativo en hornos de cemento. El principal problema de los neumáticos al manejarlos de manera inadecuada es: 


  • Proliferación de vectores como mosquitos y roedores debido al estancamiento de las aguas y la inaccesibilidad de zonas de almacenamiento (se recomienda perforar las llantas antes de almacenarlas a la intemperie). 

  • Deterioro del entorno y del paisaje cuando se botan en sitios eriazos o en los bordes de la carretera. 

  • Al botarlos en el campo atraen la disposición de otros tipos de residuos, formándose basurales clandestinos. 

  • Riesgos de derrumbe cuando se apilan gran cantidad de llantas de manera inadecuada. 

  • Riesgo de incendios incontrolables en lugares donde se apilan gran cantidad de llantas sin la apropiada distribución y medidas de control mínimas. 


Considere:  

  • Entregarlos en las servitecas donde se realiza su recambio. 

  • Verificar regularmente su presión y mantener su buena condición para evitar cambiarlo antes del termino de su vida útil.  



  • Comunicarse con el municipio antes de desechar sus neumáticos usados. 

  • Denunciar el manejo inadecuado. 


Evite:  

  • Acumularlos en su casa. 

  • Botarlos, quemarlos o enterrarlos. 

Encuentra tu punto de reciclaje más cercano